Naufragio

21 06 2007

“El agua me cubría completamente, ya no podía mantener la respiración.
Un silbido agudo como único sonido, perforaba mis tímpanos. Flotaba boca abajo inerte, dejándome llevar por el movimiento del oleaje. Ya llegaba el fin, mejor no ofrecer resistencia. La suerte estaba echada, pretendí dibujar una sonrisa al imaginar el tintineo de las monedas”
“Los lanchones en busca de sobrevivientes, eran varios…la tensión crecía entre los vivos mientras los que agonizábamos, no podíamos escuchar que el auxilio había llegado.
-Alguien ahí- Una voz desesperada salía del altavoz en mano de uno de los oficiales de rescate,
– Alguien ahí- repetía, y otra vez el silencio, la nada. Apenas el movimiento del mar que ahora se mostraba apacible.
La furia del temporal llegó a su fin dejando como muestra, cientos de evidencias hamacándose en el agua”
“Ya debe ser la hora de la leche, mejor salgo. No sea que mamá vuelva a retarme por jugar a que me ahogo…Si será tonta siempre se lo cree, no te digo ahí viene corriendo
El perro quedó en el jardín, ladrándonos. Nosotros abrazados caminábamos apurados.
Nene envuelto y mamá enojada…entramos a la casa”
Nunca pude evitar estos pensamientos sumergido en la piscina, como no pudo ahora borrar la imagen de mi madre, sacándome del agua de un brazo y sin pisar el césped, casi volando a retos… “¡Adentro!”

Viviana Comerón

Sentires, junio 21 2007

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: