Hagamos algo

21 06 2007

Hubo de todos los días, hasta de los insoportables.
Nos quisimos a veces más de lo posible.
Otras, parecía que también queríamos odiarnos.
No resistimos tanta presión…La casa tan antigua como su madre. Mi madre más joven, siempre compitiendo llevándolo todo al borde del conflicto.
Sus malcriados hijos, la ex, el perro, el vecino, las cuentas, mi estudio, su auto, mi auto…la empresa (¿qué empresa? de eso ni hablemos)
Todo sumaba y al final, restaba.
Esa tarde, recuerdo que llovía, que él se iba, y yo estaba lista para dejarlo partir.
Más que enojo era resignación, el final aunque provocado, siempre duele.
Qué fue…tanta gente, el hastío, la rutina, el tiempo, ¿el amor se gasta? ¿se pierde? ¿se olvida? ¿Y si hacemos algo? Pensaba.
Pero yo no hablaba. Él me miraba, sereno.
No imaginé llorar pero, maldición, estaba llorando.
Hagamos algo, dijiste, Que no se pierda.
Desconsiderada la lluvia cayó durante horas.
Nada es casual. Murmuraste mientas me besabas y luego tu mano buscó mi mano para dormir, como antes.
Será que hoy llueve tanto, debe ser…ayuda.
Entonces veo con claridad tu cara y la mía haciendo morisquetas frente al espejo, como dos adolescentes y brindamos por las buenas decisiones y empezamos a contar con las benditas opciones… ese día, le hicimos pito catalán al fracaso y nos dimos el gusto de escribir esta historia, otra historia.
-Celebremos amor, festejemos.
-Mirá, sale el sol. Hagamos algo.
-¿Bailamos?

Viviana Comerón

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: