La flecha en el blanco

21 06 2007

El impacto en pleno vuelo fue demoledor y como un bólido avanzó con las alas replegadas, la cabeza haciendo punta, los ojos cerrados. Ese caprichoso viento, con el que tantas veces jugó, ahora le destrozaba doliéndole más que la misma herida.
Le pesaba el cuerpo, no podía dominar el vértigo. Imágenes confusas por instantes, otras perfectas, nítidas como destellos. Rojas, en llamas, como el día que incendiaron el bosque….De agua clara y fresca como el arroyo al que llegaba después de tantas horas en el aire, planeando, persiguiendo atento desde lo alto, a ese pequeñín que le serviría de almuerzo…
Todo se acercaba a él tan de prisa… Sorpresiva e inexorablemente estaba llegando.
Abrió los ojos, tal vez para dar una última mirada y pudo ver el llano, entre el bosque y el río… En un clavado perfecto, ya sin vida,  el águila yacía como muestra de crueldad sobre la playa. Lo recibió la arena, haciéndole olas de irónica bienvenida.

Viviana Comerón

Primer post publicado en Sentires el 21de junio de 2007

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: