El visitante

21 06 2007

De la espesa niebla, una silueta brillante apareció al niño. Sin hablar, solo se miraron durante un momento que se hizo eterno.
El pequeño abrió la boca y la figura de luz, sonrió por el asombro que generó uno al otro.
-¿Existís? –Preguntó el nene agrandando los ojos-
-Yo sí, ¿y vos?
-Yo también… ¿De dónde saliste?
– De aquí mismo- y el brillante, apuntó con el índice el suelo, justo debajo de la raíz del pino-
-¿Hay más? Digo… como vos, ¿Hay más?
-Somos millones, ¿Querés ver?
-No, gracias, otro día.
Y dando la vuelta siguió por el sendero,
–Lástima, nadie me va a creer- pensó meneando la cabeza.
Y dando la vuelta, el brillante continuó metiéndose bajo el pino.
-Lástima, nadie me va a creer- pensó, meneando la cabeza.

Viviana Comerón

Anuncios

Acciones

Information

One response

21 06 2007
ADRI

Es muy comun entre los seres humanos,”ver para creer”, y no nos damos cuenta que estamos rodeados de cosas increibles, solo hay que saber “mirar”
Me gusto mucho, tenes tu estilo y eso es bueno.
Hermosa la imagen de presentación,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: