La ciudad del gran corazón

21 06 2007

Cruzamos en fila, de a dos.
Los guías controlaban que ninguno de nosotros cayera del puente al vacío. Era peligroso este paso, fue el momento más tenebroso la más dura de las pruebas. Abajo del puente corrían aguas negras, densas e inmóviles como las de un pantano.

No supe hasta más tarde qué extraño fenómeno las hacía tan atrayentes, invitaban a entrar. Algo en mí deseaba introducirse en ellas.
Uno de los Guías se acercó y dijo a mi oído,
“No mires abajo continúa caminando.  Mira hacia adelante.”
Luego una voz repetía “Avancen, no se detengan avancen”. Alertaba tal vez porque muchos de los nuestros ya habían caído, en realidad creo que se arrojaron intencionalmente y al hacerlo, las aguas -¿o era barro?- se agitaban en grandes olas provocando un horrible hedor.
A poco de andar pudimos ver qué había del otro lado del puente.

Una ciudad iluminada se distinguía desde donde yo estaba.

Decenas de torres semejantes la conformaban. Entre ellas, algunas construcciones más bajas separadas por calles angostas la recorrían uniéndola en bloque. Parecía flotar en el espacio…No pude distinguir en qué se apoyaba, no tenía base -¿O es que yo estaba tan cansado que apenas podía ver donde pisaba?-
Frente a la construcción fantástica, casi de cuento oriental,  quedamos detenidos. Dos portones se abrieron para darnos paso. Los Guías se ubicaron a los lados y entramos a la Ciudad.
-¿Dónde estamos? -pregunté a uno de ellos,
-En la Ciudad del Gran Corazón, aquí permanecerán un tiempo más- me dijo y sonrió amablemente. Estoy seguro que vi su sonrisa pero también estoy seguro que no tenía rostro. Entendí que Caronte era cada uno de los Guías.
No vi a Cerbero pero escuché su aullido.
Él quedó afuera vigilante cuidando que ninguno de nosotros intentara salir de allí.

Viviana Comerón

Anuncios

Acciones

Information

One response

1 10 2008
Ferragus

Increíble viaje a los reinos de Plutón; alucinante, estimada Viviana. La variante de un Caronte de a pie, me parece atractivo. Sí, quiero volver nuevamente a ese puente, y sentir el aire como si de fuego se tratara. Dime ¿Qué estratagema utilizaron contra cerbero?

Besos cruzan la cordillera: Ya preguntan por ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: