Amores en Ocho

9 11 2008

Un Ocho de Abril, nació el hombre que sería mi padre. Qué más decir de él, le dediqué varios relatos, lo tengo en pocas fotos aunque presente de cuerpo entero hasta en los gestos, grabada su voz y su perfume en mi memoria inalterable.

Tuve otros dos: Mi mejor amiga de adulta un Ocho de Agosto de hace tantísimos años. Y una gran pasión que comenzó en Noviembre, también día Ocho, lunes lluvioso.
Los tres amores se parecieron en intensidad. Uno se fue sin desearlo, pero aún está.
Mi amiga va y viene, va más de lo que viene tal vez porque ambas crecimos y logramos algo del fantástico desapego. Cuando viene, disfrutamos como dos adolescentes, riendo de nuestros episodios más graciosos, los hubo y muchos tantos, que daban para un bestiario.

Por último, la pasión, que sin dar razón sin motivo ni adios, partió.

Hoy los recuerdo conmovida y me hace bien reconocerlo.
Fuimos felices. Hemos reído una sana alegría de complicidad y entrega.
Fue valioso. Los guardo en el arcón de mis mejores momentos, el que siempre miro a solas y en silencio.

Hoy lo abrí para mostrarlos antes que termine el día.
Debo hacer mucha fuerza para cerrar la tapa. Siempre me pasa.  Por fin, puedo -hasta el próximo Ocho de Noviembre, creo-
V.C.

Anuncios

Acciones

Information

4 responses

9 11 2008
sentires

Los relojes de mi casa marcan las 23:45 -aún es 8 de Noviembre- no sé por qué la gente de wordpress se empeña en hacerme quedar mal, poniendo un cartel así de grande con un Nueve…bueh.

9 11 2008
Alicia

Es verdad, Vivi, hay números que marcan referencias en nuestras vidas y ponen en marcha mecanismos profundos, de gran significancia. Y a los que nos llama la atención los números, se nos suelen aparecer estas rarezas:

-“El ocho es la evolución. Es el número de la regeneración porque su cubo es igual a 512, que al sumarse (5+1+2) da otra vez ocho. Número del primer cubo que tiene 8 esquinas y es el único que es divisible varias veces, puesto que el 8 se divide entre 2 y da 4, éste se divide a su vez y da 2, y el 2 dividido da 1, estableciéndose así, la mónada pitagórica.

La octava carta del Tarot es “La Fuerza”, representada por el león, simbolizando la fuerza realizadora, instintiva o kundalini, que es controlado por la mujer (alma), a través de la suavidad y el amor, hacia un plano superior de las propias energías indómitas. En el sentido más elevado se trata de la inocencia que domina al primitivismo.

El octavo cuerpo espiritual es el pránico, que representa la energía curativa y simboliza la cualidad de la pureza. Su frase clave es “el finito hacia el infinito” (disciplina, paciencia, responsabilidad, cautela, ejecución.”

Desconozco la seriedad de este informe, pero si te arranca una sonrisa, sirve.
Un abrazo de oso
Alicia

10 11 2008
sentires

No es serio el informe, pero me arranca una sonrisa tu presencia en mi casa.
Así es que tengo que agradecerte tus entradas, que esperos e repitan a diario, la gente querida tiene que permanecer cerca, aunque sea en letras ¿no te parece? _Retribuyo abrazo no sé si de oso, pero bien fuertemente con beso incluido (que dure hasta el 29 :)

13 02 2010
Jose Luis

Donde estes….., estaras siempre conmigo!!. Aun no me repongo de tu partida; solo que ahora tome coraje para abrazar por este medio a tus amados hijos.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: