“El Círculo” VII

10 11 2008

Escritas en idioma de los Lamas del Tibet resultó una clara invitación para Alí.
Accedió a su idioma, costumbres e historia, filosofía y religión.
Nada de esto fue lo más importante. El nivel de meditación y devoción le dieron acceso a  comprender  la profunda y eterna lección: la humildad.
Una noche a la luz de un mechero alimentado con manteca de cabra, pudo leer y descifrar las últimas palabras de su libro. La sentencia final decía,
“Ahora eres el hombre más rico del mundo”
Alí lloró en silencio abrazado al libro.

De regreso, aceptó el gran recibimiento. Se limitó a sonreír.
Una semana después en un lujoso carruaje recorrió el lugar en el que pasó los primeros años de su vida, caminó por sus calles angostas y subió nuevamente al carruaje.
El libro que siempre llevaba consigo, se deslizó de su bolsillo cayendo al empedrado.
El joven que lo recogió, también corrió detrás agitándolo en su mano. Ni él, ni el cochero oyeron sus gritos.

Basado en cuento Sufí que leí en un Libro de Tarot Egipcio. Siempre lo llevaba conmigo donde fuera -hace tiempo se perdió-

V.C.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: