Es Mujer

8 03 2009

Fui la primogénita. Luego dos más.
Cuando nací, dejé alelado a mi padre que siendo muy joven, permaneció buen tiempo sentado en un sillón sin poder moverse, su cara entre las manos y un pañuelo arrugado en el puño que desplegaba buscando algún resto de tela seca.
Yo estaba detrás de un vidrio, a pasos. El médico insistía,
-Joven, venga acompáñeme le muestro a su hijita…Levántese hombre, todo está bien. Es mujer, hermosa y sana. Y de un brazo lo trajo a mí. Ambos llorábamos, yo con la boca abierta. Él con los ojos cerrados y sacudiendo los hombros.

Crecí a su lado. A imagen y semejanza construí un Hombre que se le pareciera, que fuera tan fuerte como un Superman, tan firme como roca, tal alto como un monte, inteligente y capaz de resolverlo todo…De muy mal carácter a veces, de genio variable y de un sano humor y magnífica carcajada. Sociable. Tan previsible como inesperado, antagónico conquistador de mundos…Y de mujeres.

Cuando ya no estuve enamorada de él, apareció la imagen de mi madre que claro que siempre estuvo cerca
¡Y cuánto y cómo estaba!
Me encontré entonces con otro espejo en el que mirarme.
Observé que mi padre era lo que ella forjaba. Esa Mujer tenía yunque y fragua.
Ella lo hacía inmenso lo construía a diario y le daba la fuerza para sumar a la suya, lo alentaba y desafiaba. Se oponía y rechazaba o aplaudía asintiendo. Y casi en secreto, decía a mi oído refiriéndose a él,
-Hay tierra fértil, por eso puedo.
Luego, la historia es larga y por momentos torna infeliz.

Así es la vida, de cales y arenas de risas y llantos, de los que se resucita gracias al siempre atento Ave Fénix que nos habita. Y en cada renacimiento, si miramos bien, hay una Mujer que se sostiene y sustenta, que abraza y adora poniendo pasión en lo que hace. Y si miramos mejor, a su lado -real o de recuerdo- hay un Hombre que inspira, insta, motiva, incita, marca senderos.

Por todas estas cosas y más, celebro ser Mujer. Y ser otra cada vez que puedo, transmutar en Una mejor:
Digna de ostentar la función de Madre –de propios a los que siempre se suman ajenos- cada día, ante cada nueva propuesta desafiante, escollo, pendiente, abismo o cima.
Sólida aunque maleable, Firme como roble pero dúctil como junco, sosteniendo el buen humor a pesar de las tormentas, disponiendo la imaginación atenta para crear nuevas y mejores circunstancias.
Creyendo en lo que digo Creer y actuando en consecuencia, demostrarlo.
Orando para rogar me sea dado más Amor, para Dar y Recibir en abundancia.

Especialmente, los 8 de Marzo, no sé por cuántas razones más, Soy Feliz como festejando mi cumpleaños.
V.M.C
Noviembre 5 del 2007

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

15 03 2009
dianaventurini

Maravilloso Vivi!!!! Impecablemente escrito y tan compartido que seguramente brotó del arquetipo universal de mujermadreserhumano que tenemos adentro. Gracias por participarnos así tu sentir. Abrazos y besos de tu amigahermana
Diana

17 04 2009
Alicia

Maravilloso texto, Vivi. Te abrazo muy fuerte

Alicia

21 04 2009
sentires

Gracias Ali. Algunas verdades son maravillosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: