El cuento que no es cuento

7 07 2009

-Imagínate en tu casa e imagina una ventana, una ventana que ha estado ahí siempre y que desde esa ventana abierta puedes ver un paisaje encantador o, mejor, un edificio magnífico, por ejemplo, una catedral, o una pequeña ermita románica, o un palacio renacentista; imagina lo que quieras, diseña a tu gusto la visión, sólo tienes que abrir la ventana y deleitarte observando. Ahí está. Siempre.

Imagina que un día un tornado, o un seísmo, o una catástrofe cualquiera desmoronan el edificio. Y abres la ventana y ya no hay nada, porque el tornado o el seísmo se lo han llevado todo con tanta saña que ni siquiera han dejado un atisbo de ruina. Y tu ventana, de repente, se vuelve inútil porque, ¿para qué sirve una ventana abierta a nada?

Pero entonces te das cuenta de que ese edificio lo construiste tú, que hubo un tiempo que no estaba aunque ya no lo recuerdes, porque el tiempo se mide con relojes, en minutos y horas, pero su paso se siente en presencias y ausencias.

Tú fuiste el arquitecto, como un niño que recibe de regalo un mecano o unas piezas de Lego, fuiste armando el edificio. Pero este caso es diferente, es especial, porque las piezas no te vinieron en una sola entrega sino que fuiste recibiéndolas poco a poco, día a día, y poco a poco, día a día, ibas ensamblándolas y cada vez te gustaba más el resultado.

Y una pieza tenía la forma de una sonrisa tan ancha que unía orillas; y otra tenía el color de las confidencias, que abarca todo el espectro; y otra el sabor de la risa y el cosquilleo de los secretos; y otra el tacto delicado del silencio cómplice y la agradable aspereza de la sinceridad; y otra tenía el sonido estrepitoso de la prisa, del agobio, el repiqueteo de cientos de actividades banales y por banales tan necesarias; y otra tenía la densa consistencia de una mirada que aconseja, que aguarda, que espera; y otra la frágil transparencia de una ilusión y la firmeza de una esperanza… Piezas, piezas y más piezas, todas me las regalaste: la niña, la mujer, la madre, la enamorada, la desenamorada, la valiente, la firme, la de las carcajadas, las historias posibles e imposibles, las fantasías, las certezas, los perfumes, las piedras, las dudas, los enojos, los zapatos, las comidas, las palabras truncadas, las palabras completas, las palabras de granizo, las palabras muelles como la nieve…

Y ese tornado, ese seísmo, ese manotazo de un gigante se lo han llevado todo, arrasando mi paisaje, haciendo vano el vano de mi ventana.

Pero no. Una a una, pieza a pieza, recompongo el edificio en mi memoria y obturo tu ausencia, tapono todas las grietas por donde pueda colarse el olvido, y te tengo, te veo y oigo y siento como siempre, magnífica y entera, aguardando en las vitrinas de mi alma.

De Celia, amiga de mi mamá que vive en España, con amor –

Anuncios

Acciones

Information

4 responses

7 07 2009
Alicia

Una preciosísima historia de la pluma de Celia, nada menos. Me alegra mucho que la compartas con quienes conocimos y adoramos a tu madre. Un abrazo
Alicia

9 07 2009
freedombanker

Qué lindo, Vivi, ver que Sentires está vivo, y que se sigue sintiendo la presencia de Vivita, a través tuyo !

Excelente post !

Estoy para lo que necesites !

Beso grande.

Gustavo.

19 07 2009
Luis E. Reyes

Hermosas líneas de Cecilia.
Estimada Viviana, esto también es de tu mamá:

http://prefieroamaramor.blogspot.com/

Un abrazo cariñoso.

7 04 2011
jose luis

Viviana!! acaba de terminar mi hija Naty, la carrera de medicina……, y pense dedicar su “exito” a la mujer que jamas olvidare a vos Vivi ….mi Viviana, la de todos, tanto amor has desparramado nena, quien podria olvidarte?.-
Recordas cuanto hablamos de ello?.- Te extraño.-

Jose Luis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: