Manoa

No vi a Manoa, no hallé sus torres en el aire,
ningún indicio de sus piedras.

Seguí el cortejo de sombras ilusorias
que dibujan sus mapas.
Crucé el río de los tigres
y el hervor del silencio en los pantanos.
Nada vi parecido a Manoa
ni a su leyenda.

Anduve absorto detrás del arco iris
que se curva hacia el sur y no se alcanza.
Manoa no estaba allí, quedaba a leguas de esos mundos,
-siempre más lejos.

Ya fatigado de buscarla me detengo,
¿qué me importa el hallazgo de sus torres?
Manoa no fue cantada como Troya
ni cayó en sitio
ni grabó sus paredes con hexámetros.
Manoa no es un lugar
sino un sentimiento.

A veces en un rostro, un paisaje, una calle
su sol de pronto resplandece.
Toda mujer que amamos se vuelve Manoa
sin darnos cuenta.
Manoa es la otra luz del horizonte,
quien sueña puede divisarla, va en camino,
pero quien ama ya llegó, ya vive en ella.

……Trópico absoluto, 1982 – Eugenio Montejo


…Algunos poemas identifican tan claramente la idea que ya teníamos, que es como si lo hubiésemos escrito con nuestra propia letra. Entonces, transcribí a Montejo en su Manoa, para compartir con quien quiera disfrutar leyéndolo.

De mí…lo encontrarás en cada palabra que escribo. Tal vez porque uno se muestra en los hechos y esto de escribir es poner afuera lo de más adentro… Las letras nos desnudan así nos empeñemos en quedar ocultos.
En este espacio dejaré parte de aquello que nos hace diferentes o nos iguala convocándonos a objetivos semejantes, o nos distancia hasta el infinito.

Por fortuna somos Únicos, Irrepetibles, Poderosos y Vulnerables aunque en cierto modo… Inexpugnables.

Anuncios

6 responses

15 08 2008
Nora

Hola , Vivi, ahora puedo leer mejor, me parece hermoso tu blog, no es como dices .
Me gusto muchísimo la primera página y su correspondiente relato.
Bellísimo el poema.

Besos NORA

15 08 2008
sentires

Hola Nora! , me alegra haber dado con el color para que puedas leer ‘sin llorar’ -algunas alergias hacen esto por los fondos negros-
En cuanto a “que no me gustaba”, me refería a esta nueva página blanca que adopté para que pueda verse mejor. No fuiste la única que se sintió molesta con el anterior formato -a mí me gustaba así, oscurito con algunos títulos en rojo-
Cambio de escenografía, siempre es bueno salir de la rutina.
Un abrazo.

2 01 2009
Martha

Viviana querida, vine a visitarte en tu rico espacio y en lo primero que se

detiene mi vista es en este hermoso poema, gracias.

Besos encantados,

Martha

2 01 2009
sentires

Gracias Martha por tu visita y comentario. En verdad es hermoso el poema que elegí opara dar nombre a mi espacio.
Me conmueve saber que estar en Manoa es un estado del Alma, una priviligio más del género Humano.
Te abrazo (de Año Nuevo)
Vivi

12 02 2010
Pilar

Esta mañana desperté con un sueño muy vívido, había soñado que buscaba desesperada probar un fruto que no conocía, era una especie de manzana pequeña, suave, dulce, reveladora, encuentro quien la tiene y me la niega, es un hombre, me la niega con dureza, con rabia, con desprecio, aparece en escena una mujer joven que la lleva en la mano, me la ofrece, lleva solo una parte de ese fruto, como una especie de corbertera (palabra de la fabla aragonesa, tapadera de olla) pequeñita, con mi uña araño un poquito y lo tomo, es dulce, y ella me dice, ahora hay que activarla, tienes que pedir un deseo, y me ofrece su dedo que toca la punta del mio por las uñas, donde se unen los restos del fruto, siento una energía poderosa dulce, de apertura, me dice expándelo y con la mano hacemos gesto de entrega a todos los que nos rodean, pregunta cual a sido el deseo y le contesto que no, no quiero decirlo, se que va a ser mal interpretado, pues solo es ¡¡SER FELIZ!! y que todos lo sean, pero es tan diferente mi interpretación a la del resto del mundo de felicidad…., por eso callo, pero la sensación es de calor, de verdad.
Despierto con ese pensamiento, la palabra que resuena es el fruto de la mandrágora, una manzanita pequeña, no tengo ni idea y busco en internet la palabra, todavía no entiendo, pero se que algo hay.
Encuentro este blog que contiene no solo la palabra Mandrágora, si no otra muy ligada a mí, MANOA.
Disculpa toda esta parrafada, pero lo sentí, te dejo un vídeo.

24 03 2010
Anónimo

Pilar gracias por tu aporte tan hermoso.

Viviana Martino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: